Logotipo Observatorio Resposabilidad Social Empresarial de Extremadura

Logotipo Junta de Extremadura - Consejería de Educación y Empleo

NOTICIAS

15/05/2018 Movilidad sostenible: ¿Cómo fomentarla?



Noticia

Fomentar la movilidad sostenible a través de planes integrales es una de las medidas de gran importancia para reducir las emisiones de gases contaminantes. Además de los beneficios ambientales asociados a la movilidad sostenible, se suman el bienestar económico, social y de tránsito. Entonces, ¿cómo se puede fomentar este tipo de transporte?

 

 

Contaminación en las ciudades y el uso del automóvil

Uno de los lugares donde más contaminación atmosférica observamos es en las grandes urbes. Esto ocurre fundamentalmente con el aumento de la movilidad privada, es decir de los carros particulares. Como señalan en ecologistas en acción, “a medida que más y más gente lo utiliza más ineficiente se vuelve él y todo el sistema de transporte viario”.

Específicamente, el automóvil es el medio que: – más energía y espacio consume por persona transportada, – produce contaminación acústica y atmosférica, – más accidentes ocasiona, – provoca peor funcionamiento del transporte público, – inhibe el uso de movilidad no motorizada.

Por otro lado, es importante subrayar que los índices de contaminación del aire en las grandes ciudades es ya un asunto de salud pública.

Finalmente, el vehículo privado ocupa 50 veces más espacio que el transporte público.

No sólo una cuestión ambiental

Cuando se habla de apostar por una movilidad sostenible para una mejor calidad de vida no se refiere solo a los beneficios ambientales. También se busca el bienestar económico, social y de tránsito.

Por ejemplo, mencionar que los automóviles son el medio de transporte que más accidentes ocasiona, como detallamos más arriba, es un tema que trasciende lo medioambiental, es también cuestión social.

Los mejores planes son aquellos que integren los tres ámbitos (social, económico y ambiental) y cuenten con la mayor participación social. A su vez, que estén coordinados con otros planes, ya sea a nivel regional o nacional.

¿Cómo fomentar la movilidad sostenible?

Hay dos objetivos involucrados en la reorientación del transporte hacia una movilidad sostenible:

– disminuir el uso del automóvil privado

– fomento del transporte público y del transporte no motorizado (como bicicletas)

El papel de las instituciones

Por un lado, las instituciones deben diseñar planes que impulsen medios de transporte con mayor eficiencia energética. Esto es fundamental para disminuir el consumo de combustibles fósiles, así como para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Algunas medidas a implementar pueden ser:

– automóviles multiusario o “car sharing” para aprovechar el espacio de los automóviles. A través de, por ejemplo, planes de movilidad de empresa que apunten a este objetivo.

– construcción de carriles exclusivos para buses y tranvías urbanos

– fomento del uso de la bicicleta: sistemas públicos, construcción de carriles exclusivos, estacionamiento.

– vehículos eléctricos (motocicletas, coches, autobuses): no generan emisiones y disminuyen la contaminación auditiva, debido a que prácticamente no hacen ruido.

Algunos ejemplos en España

En el 2014, se aprobó el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en Madrid. El PMUS se propone que para 2020 se reduzca en un 6% el tráfico en la ciudad a favor de modos más sostenibles como transporte público, uso de la bicicleta y caminar.

Por su parte, en el plan de Barcelona se tiene como objetivo difundir y potenciar estos medios de locomoción. También pretende aumentar la seguridad, reduciendo los accidentes de tráfico y disminuyendo la contaminación atmosférica.

El papel de los ciudadanos

El rol y las elecciones de las personas son claves. Según declaraciones del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía) “los ciudadanos tienen la responsabilidad de añadir los criterios de eficiencia energética y sostenibilidad a su elección de los modos de transporte y al uso que realizan de los mismos”.

Podemos prescindir del automóvil privado en trayectos cortos que podamos hacer a pie. Además, elegir el transporte público es menester. Otra opción es compartir el vehículo con compañeros de trabajo o de zona laboral. No sólo es más sostenible sino que ayuda a descongestionar el tráfico.

El tren es el medio de transporte que genera menos emisiones de gases contaminantes por pasajero. No solo eso: es el más rápido.

Especialmente relevante es el elegir la bicicleta, una manera sana y sostenible de movilizarse.

Entonces, la movilidad sostenible es un asunto que involucra muchos aspectos y en los que es necesario el compromiso de todos los individuos.

Fuente: https://geoinnova.org


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si contin&ucute;a navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información