Logotipo Observatorio Resposabilidad Social Empresarial de Extremadura

Logotipo Junta de Extremadura - Consejería de Educación y Empleo
Banner Covid

NOTICIAS

10/02/2020 El sector de la moda actúa demasiado lento para alcanzar los ODS en el 2030


Etiquetas: Sostenibilidad

Noticia

La moda es un sector en transformación clave para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono. Ya hay un 73% de consumidores que toman decisiones de compra por motivos éticos y ecológicos

Los datos demuestran que el ritmo de producción y consumo de la industria textil deja una huella medioambiental en el planeta, siendo la industria textil la segunda más contaminante del mundo, responsable del 10% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono, según cifras de Ellen MacArthur Foundation. Las cambiantes tendencias y las colecciones semanales de las grandes multinacionales de la moda han dado lugar a lo conocido como Fast Fashion, es decir, moda de usar y tirar, la prenda del año pasado ya no nos sirve y así aumenta el consumo y la producción de manera desmedida e irracional.

Si la industria no adopta medidas sostenibles, es probable que sus emisiones aumenten en más del 60% en la próxima década, según la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC). El pasado agosto se firmó en París el Fashion Pact por 32 de los principales grupos de moda poniendo de manifiesto que en la agenda de las grandes empresas está en mente la sostenibilidad, si bien no tiene una vinculación legal y sus objetivos son escasos, es un primer paso.

Sin embargo, pese a un escenario desfavorable, la ciudadanía ya está tomando consciencia. Para luchar contra ese hiper consumo textil donde prima la novedad y el precio frente a la calidad, los ciudadanos conscientes demandan empresas comprometidas en las que la sostenibilidad no se quede sólo en una estrategia de marketing. Ya hay un 73% de consumidores que toman decisiones de compra por motivos éticos y ecológicos, según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

En este contexto surgen cada vez más proyectos emprendedores vinculados a la moda sostenible que huyen de la caducidad de las temporadas, aprovechando el diseño como altavoz de las causas que preocupan al ciudadano consciente, y ofreciendo un producto de calidad, respetuoso con el planeta y las personas en todo el proceso. Ya hay marcas que pertenecen a lo que se conoce como Slow Fashion, que acoge a un modelo de negocio que rompe con esas colecciones semanales y que incluye un estilo de vida. Este concepto se basa tanto en las relaciones humanas como en el comportamiento ético y la relación con el entorno y el medio ambiente.

Fuente: https://diarioresponsable.com


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si contin&ucute;a navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información